Ibiza de norte a sur.

Con Francho, Nata, Moisés, Martín y Javier recorrimos la isla de Ibiza de norte a sur navegando a bordo de nuestro Lagoon 380 “Elan”.

La semana prometía. Ya me avisó Francisco (Francho para los amigos) que me hiciese con una camisa blanca y otra hawaiana. Como patrón, contaban conmigo como uno más de la tripulación, y no iba a perderme sus fiestas en el catamarán entre las bellas calas del norte y el atractivo sur.

Los recojo en Talamanca. Es una pintoresca bahía a 10 minutos paseando de la Marina de Ibiza. Cuenta, entre otros encantos, con un restaurante, el Flotante, que ya nos anticipa lo que será nuestra semana sobre el mar. Allí quedamos para recoger a Francho y sus amigos. Y si empezamos las vacaciones con un vermut? Ya con los estómagos templados subimos a la zodiac con las maletas, víveres y “béberes”, que siempre entra mejor un buen plato con un mejor vino! Y, ya puestos, una partida de mus en la bañera del catamarán… Ellos, como buenos puristas, juegan a 4 reyes punto a favor… pero que ninguno ha escrito su librillo!!!!!

Una tripulación MAGNA

Javier Miguez, Natanael Ayllón, Francisco García, Moisés Navarro y Martín Azkárate. MAGNA era la insignia que lució orgullosa, durante todas las vacaciones, esta fabulosa tripulación con quien tuve el gusto de navegar, cual Alejandro, a la conquista de la isla.

Francho, mi tocayo, fue nuestro primer contacto. Buscaban alquilar un catamarán con patrón para navegar por Ibiza el grupo de amigos. De ideas claras y con un gran sentimiento de equipo, enseguida nos entendimos. Con él todo es fácil, siempre dispuesto y sonriente! Moisés es regatista e ibicenco. Una mezcla perfecta para guiar a los demás por los mejores rincones y beach clubes de la isla. Seguro que nos nutriremos de sus conocimientos para beneficio de futuros navegantes! Nos citamos ya para la próxima quedada: La Regata de la Ruta de la Sal 2020, que este año se celebrará del 9 al 12 de octubre entre la península e Ibiza. Demostró grandes dotes en las artes de la pesca y arrastramos navegando en varias ocasiones cebos y aparejos, pero los animalitos no estaban de la partida.

Nata fue quien le quitó a Moisés el título de pescador ya que fue el único que triunfó consiguiendo una buena pieza que no tardó en devolver a sus aguas. Es un compañero increíble que no pierde detalle, destilando toques de ingenio en el momento oportuno. Con Martín he encontrado un primer oficial de fondeo, con un excelente manejo del ancla y avispado oteador de calvas arenosas (imprescindible para no fondear sobre la protegida Posidonia balear). Javier, futuro papá,  tuvo que abandonar el grupo un par de días antes de finalizar la semana para acompañar a su abuelo en sus últimos momentos. Cuando una vida nos deja, otra nace, y Javier, en breves, será un maravilloso padre.

Cinco amigos muy unidos pertenecientes a esa maravillosa generación que tuvo que salir de España en pos de un futuro profesional a la altura de su excelente preparación académica. Y así, 6 conmigo, emprendemos uno de los mejores viajes del verano.

recorriendo-ibiza-de-norte-a-sur-

La primera noche

Uno de los mejores momentos en el barco es, sin duda, el de las tertulias nocturnas. Tras la cena, copas y risas se entremezclan con anécdotas, algún que otro chiste más o menos malo y los propósitos de arreglar el mundo. Un mundo que, sobre el mar y bajo las estrellas, queda lejano y difuso. Aquí no se habla de pandemia, de distancia social, de contagios. Estamos protegidos por el misterioso encanto de las cuevas que el mar ha dibujado sobre Cala Roja, nuestro primer destino.

Ibiza Norte

Y amanece el domingo, nuestro primer día completo en la isla, como si ya llevásemos varios días navegando. Marineros intrépidos, nos lanzamos, dejando atrás Santa Eulalia, Es Canar o Es Figueral, a la conquista del norte. Nata nos ha hablado de un lugar mágico: Cala d´en Serra. Recóndita y minúscula –apenas 40 metros de fina arena- nos ofrece un paisaje espectacular entre acantilados, casetas varadero y vegetación. Martín nos ha encontrado los mejores bancos de arena para fondear y, una vez echada el ancla, toca un baño refrescante y secarse al sol de la mañana, para abrir el apetito.

Y hablando de comer… Ponemos rumbo a Playa des Port de Sant Miguel. De camino, contemplamos el Faro de Punta des Moscarter con su fabulosa torre helicoidal blanquinegra, el más alto de las Baleares, que marca el punto más septentrional de la isla. Apenas llevamos 24 horas juntos y ya he descubierto otra de las grandes habilidades de mi tripulación: Moisés es capaz de preparar litros y litros de mojito en un momento, y sus amigos de bebérselos con la misma rapidez. Tomo nota e intento estar a la altura 😉

El Bullit de Peix

El bullit de peix nos espera en la terraza de Port Balansat, regado con sangría de cava y 904 Rioja Alta –por ponerle el punto terrestre-. Este guiso ibicenco tiene su origen en la gastronomía marinera tradicional. Los pescadores cocinaban en las propias barcas el pescado que no habían vendido en las lonjas, generalmente morralla. Nos recibe, encantadora, Francesca, dueña del local y gran amiga de Moisés.

La caída del sol nos sorprende en Benirrás, famosa por sus atardeceres y por su fiesta de los tambores, el auténtico espíritu hippie de la isla.

Navegando por el Oeste de la isla

El resto de la semana lo vamos a aprovechar para recorrer Ibiza por poniente, con paradas para practicar el paddle surf, bucear, bañarnos y coger un moreno que será la envidia de la ciudad a nuestro regreso. Cala Salada y Saladeta, cala Gracio, Cap Negret, las playas del Compte frente a Illa Sa Conillera, cala Tarida, Llentia, Vedella, van marcando una costa amable que nos acerca a la misteriosa Es Vedrá.

Y misteriosa también se nos muestra, a los pies de la Torre des Savinar, Sa Pedrera de cala d´Hort. Se trata de una antigua cantera que suministró, en el siglo XVI, las piedras para la construcción de la muralla de Dalt Vila, Patrimonio de la Humanidad. Una pequeña cueva servía de refugio a los canteros los días de mal tiempo y, siglos después, acogió a hippies sesenteros que la bautizaron como Atlantis, dotándola de un misticismo que aún hoy se respira. Nadie ha vivido experiencias extrasensoriales al sumergirse en sus aguas transparentes?

El glamour del Sur

Conforme va acabando la semana, vamos llegando a la zona más meridional. Al sur de San Josep de Sa Talaia, Es Cubells se asienta bajo el acantilado que protege el bello pueblo del mismo nombre. La iglesia, los chalets colgando de la roca, marcan un paisaje en el que hombre y naturaleza se funden en un equilibrio perfecto.

Y, para romper tanta armonía y paz, no sea que empecemos a levitar… Jueves de comida y copas en uno de los mejores beach restaurant de la isla en Cala Jondal: Yemanjá. Famoseo sin fin, guapos y guapas de envidiar, cócteles maravillosos… Todo un top ten del glamour al borde del mar. Y nosotros ahí, morenazos de toda una semana bajo el sol ibicenco y con el tipazo que nos han dejado el paddle surf y la exquisita gastronomía mediterránea.

¿Habéis probado a jugar a las palas con un par de copas? La dificultad estriba en decidir a cuál de las dos pelotas dar… Algunas veces conseguimos acertar!

Formentera nos quedó pendiente. La vislumbramos desde Ses Salines, la bellísima playa de dunas doradas en el Parque Natural donde pasamos nuestra última noche a bordo. Así nos despedimos cual Sherezade, dejando la historia inacabada para el próximo encuentro.

¿Quieres disfrutar de unas vacaciones en catamarán por Ibiza? Pincha aquí para + información o envíanos un email a contacto@navegandoencatamaran.com

recorriendo ibiza en barco de norte a sur recorriendo ibiza en barco de norte a sur Moisés, Nata, Javier, Martín y Francho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *